Blog posts

7 maneras de descongelar pollo

7 maneras de descongelar pollo

La mesa
 

Para una carne que controlas, venimos nosotros a reforzarte ayudándote a ampliar tu abanico de maneras de descongelar el pollo que vas a cenar hoy. Hay que decir que algunas de ellas no son para nada recomendables y que incluso alguna no deberías realizarla sin la supervisión de un adulto.

En realidad ofrecerte siete maneras de pasar del pollo congelado al pollo listo para cocinar no es para que elijas una cada día de la semana. Tómatelo más bien como un examen tipo test y avisamos que no todas las respuestas son correctas.

  1. Frigorífico. Lleva tiempo, sí, unas cinco horas por cada medio kilo de carne, pero el frío en el que se mantiene el alimento evita que las bacterias empiecen a tomar la carne descongelada cual monos conquistando los templos de Jaipur.
  2. Microondas. Va bien si lo que quieres es que te queden algunos trocitos blancos (e incluso grises) junto al resto de crudo. Se debe a que las microondas no profundizan demasiado en la carne y si es una pieza grande es fácil pasarse por un lado y quedarse corto por otro.
  3. A temperatura ambiente. Dejar el filete para que se caldee poco a poco en la encimera puede parecer la manera más natural de poder cocinarlo, pero ¡ojo! una vez que la carne deja de estar congelada, podría ser pasto de … los monos, otra vez! Y como necesitaremos tiempo hasta que la pieza entera esté lista, damos momento a que la intoxicación alimentaria comience a gestarse. Mala opción.
  4. Bajo el chorro de agua. La alternativa de las prisas. Perfecto para cargarte el sabor del pollo, si mojas la carne directamente con el chorro de agua, y perfecto para cargarte el planeta malgastando agua sin necesidad. Stop. Now.
  5. Encima de la calefacción. Esta opción ya la habrás pensado si eres más dado a aprovechar la electricidad residual de las cosas. No tiene mucho sentido.
  6. En el lavavajillas. Sí, hemos querido decir lavavajillas. Vaya por delante que nos parece una locura por mucho que nos explican que la carne debe colocarse dentro de un tupper o un tarro de cristal cerrado y aprovechar con normalidad el programa de lavado habitual. No podemos evitar escuchar con cara rara a la persona que propone esta cerdada.
  7. Con el secador. Sin comentarios.

como no descongelar un pollo

Vaya por delante que la buena es la primera. La segunda podrían dártela por válida, pero si lo que quieres es no complicarte, memoriza sólo la primera.

Ah y un par de cosas, al descongelar sí o sí el pollo va a soltar agua, jugos, liquidillo o como lo quieras llamar. Así que más te vale descongelarlo dentro de un tupper, una bolsa, un plato o lo que sea que no pringue el frigorífico o la encimera. Es muy desagradable a la par que podría ser contaminante de los próximos alimentos con los que entre en contacto.

Sobre el autor

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *