Blog posts

Callos Vegetales

Callos Vegetales

Segundos
 

Os presentamos una original versión vegetal de los clásicos callos a la andaluza, un sustancioso y especiado guiso de despojos y embutidos. El sabroso sofrito de verduras, Aceite de Oliva Virgen Extra Hojiblanca y especias es la base de este guiso de verduras, completado con garbanzos cocidos. Un plato de cuchara reconfortante

Dificultad
Fácil

Raciones
6 raciones

Tiempo de elaboración
1 hora

  • Ingredientes:
    • 1 col rizada (repollo), 4 alcachofas, 300 gr garbanzos cocidos, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 4 dientes de ajo, 1 tomate grande muy maduro, 100 cc Aceite de Oliva Virgen Extra Hojiblanca, 1 patata, 4 clavos de olor, pizca de nuez moscada molida, 3-4 granos de pimienta negra, 2 ramas de canela, 3 cucharaditas de pimentón ahumado de la Vera, 1 cucharadita de comino molido, 3 guindillas secas, 2 hojas de laurel, 1 sobrecito de azafrán molido, 1 ramita de hierbabuena, 2 ramas de perejil, sal, 800 cc caldo de verduras.
  • Pasos:
    • Remoja la noche antes los garbanzos en abundante agua salada. Al día siguiente, escurre y cuece los garbanzos hasta que queden tiernos, sin pasarnos de cocción. Aparta, escurre y reserva.Si quieres ahorrar tiempo puedes usar garbanzos cocidos envasados, escurriendo bien de su conservante.

      Prepara un sofrito en una cazuela grande, con el aceite, los ajos y la cebolla, picados finos. Cuando estén tiernos, sin dorarse, añade los pimientos picados y el tomate, pelado y troceado. Sigue cocinando a fuego medio hasta hacer un buen sofrito.

      Añade entonces las hierbas y la especias, un poco de sal, la col picada en tiras, las alcachofas limpias y troceadas, la patata pelada y cortada en dados, y los garbanzos cocidos. Cubre con el caldo de verduras, lo justo para cubrir los ingredientes y deja cocer a fuego lento unos 40 minutos, o hasta que todo quede tierno.

  • Consejos y/o Presentación:
    • Sirve en platos soperos estos originales callos vegetales. Como la mayoría de guisos, mejora de un día para otro, guardado en el frigorífico.

Sobre el autor

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *